Young Sheldon, la precuela de The Big Bang Theory

Warner Channel pondrá en la pantalla el próximo domingo 1º de octubre a las 21.00  (ARG) horas, el primer episodio de Young Sheldon: la historia de infancia de Sheldon Cooper de The Big Bang Theory.

Con Iain Armitage en el papel de Sheldon, la serie mostrará cómo este personaje, ya desde pequeño, revelaba su avanzada inteligencia, sus extrañas manías y una personalidad tan indescriptible como extremadamente divertida.

Se trata de una nueva creación de Chuck Lorre, el responsable de éxitos como The Big Bang Theory, Two And a Half Men, Mum y Mike & Molly, y cuenta con la activa participación y producción ejecutiva de Jim Parsons, quien da vida al Sheldon Cooper adulto.

El elenco lo complementan Zoey Perry (Mary), Lance Barber (George Cooper), Annie Potts (Meemaw), Raegan Revord (Missy) y Wyatt McClure (Billy Sparks), entre otros. La serie retomará su emisión completa en noviembre.

Sheldon Cooper a los 9 años, ya revelaba su inteligencia superior y sus manías por los trenes.

Los inicios de Young Sheldon

Todo comienza en 1989, con Sheldon como parte de una familia no muy distinta de las que se pueden encontrar en Galveston. George es el padre de familia y tiene algunos problemas laborales mientras que George Jr. es el hermano mayor y por cierto no tiene el cerebro de Sheldon y Missy es la hermana gemela, quien no pierde ocasión para decir que lo tuvo nueve meses entre sus piernas.

En cuanto a su madre, Mary, está preocupada por toda la familia y es una ferviente cristiana que quiere llevar la religión a todos los aspectos de la vida. Pero también entiende que Shelly, como le gusta llamarlo, es una persona especial y hace lo posible por defenderlo de un entorno en que sencillamente él no encaja.

A pesar de tener nueve años, Sheldon ya sueña con ser un reputado físico teórico que revolucione el mundo de la ciencia, aunque en caso de que eso fracase ya tiene un plan de contingencia: aprovechar su amor por los trenes, ser un maquinista, un cortador de boletos o algún operario de una red ferroviaria.

De partida va en el mismo curso de George, lo que ya es un problema en la relación de ambos. Sus profesores, lejos de admirarlo, se sienten intimidados por su inteligencia, y en lugar de explotar sus capacidades prefieren reclamar a la dirección de la escuela que se ven expuestos al ridículo en todo lo que tratan de enseñar en sus cursos. En casa, en tanto, los experimentos y las respuestas a fenómenos físicos tienen más fluidez que los juegos y travesuras de cualquiera a esa edad.

A pesar de todo, la brillantez de su cerebro contrasta tempranamente con sus manías.

 

Periodista y profesora de Historia. Editora y creadora de ABC Cultural.