En su propio espacio de Palermo (Teatro El Piccolino: Fitz Roy 2056) y con producción íntegra del mismo, los sábados a las 21 Oscar Ferrigno da vida a un extrovertido personaje que se atreve a manifestar, compartir y vivir sus sueños, para deleite de su público.

Al ingresar al teatro ya se percibe el ambiente y la hipnotizadora música oriental que impregnarán de sensualidad, ritmo y deseo el trayecto recorrido en el mundo subconsciente de este hombre, que abrirá las puertas de su mente de par en par y permitirá a la audiencia ser testigo de ese viaje por momentos tortuoso, por momentos seductor y por momentos lleno de gracia.
 
La amplia pared de vidrio que marca un punto crucial en tiempo y espacio del escenario se transforma en un mundo que separa al hombre con una de las tres mujeres/bailarinas que conforman el elenco de “Maktub (estaba escrito)”, la obra que escribió y dirige Valeria Lorca. En ese paseo por el cuerpo y la mente del protagonista, se experimentarán tantas sensaciones como conductas demostradas con su actuación, pasando de recitar la frase de bienvenida en un bizarro inglés, portugués y francés. “Está escrito que cuando el hombre duerme profundamente, él está en su mundo interior”, logra recitar luego de varios exasperantes y cómicos intentos fallidos.
 
Su precario inglés, sus muecas y vueltas en el escenario, su histriónica actuación y su fuerte presencia en escena convertirán a este protagonista sin nombre en un bufón, un entretenedor de la audiencia, con la que interactúa en varios momentos de la obra y quien festeja sus monólogos con ruidosas risas. “Les gustaría abandonar esta realidad y entrar en otra?”, pregunta discretamente, introduciendo a los presentes a los cuadros venideros en los que se integran estas odaliscas modernas que llegan para formar parte de los sueños del hombre.
 
En varios tramos de ”Maktub”, Oscar Ferrigno mantiene la mirada y el discurso enfocados en la audiencia, quien se siente parte de sus sueños y es testigo de estos bailes oníricos y del juego lúdico que crea y del cual, a su vez, el propio protagonista es prisionero. Alrededor de él se concentrarán las actuaciones y bailes de Malak (Andrea Marchioni), Nazima (Guadalupe Place) y Aisha (Paula Fernández Mansilla), el trío femenino que aporta los toques restantes de estas manifestaciones de su subconsciente. Las bailarinas
-enfundadas en impactantes y coloridos trajes modernos- dejarán su incomparable huella a fuerza del despliegue de sus embelesadoras y a la vez conmovedoras presencias. 
 
“Escrito está tu destino. Maktub”, se despedirá el protagonista masculino en compañía de las tres féminas que lo acompañaron en ese viaje, para cerrar el telón de una obra cuyo inesperado final le otorga a su culminación un sorprendente toque de gracia. 
 
Ficha técnica
 
Diseño de Vestuario: Natalia Oreiro
Diseño de Iluminación: Gonzalo Calcagno
Diseño de Sonido: Iván Ferrigno
Escenografía: Rosa Pinilla
Coreografías: Valeria Lorca
Fotografía: Guadalupe Place/ Natalia Oreiro.
Diseño de maquillaje: Rosana Thomas
Diseño grafico: Melisa Narinsky
Asistente de dirección: Marco Ciocca
Producción ejecutiva: Melisa Narinsky
Producción general: Teatro El Piccolino.
Libro y Dirección: Valeria Lorca
 
 
“Maktub”
Sábados a las 21
Teatro El Piccolino
Fitz Roy 2056
Entrada: $ 35
ETIQUETAS
|

Periodista. Amante de mi profesión y feliz de escribir para ABC Cultural.