Todos los domingos a las 17, en El Camarín de las Musas, Daniel Veronese se encarga de dirigir su reflexiva versión de “La noche canta sus canciones”, un texto original de Jon Fosse que aquí le da vida un destacado elenco, encabezado por Eugenia Guerty, Diego Gentile, Luis Gasloli, Elvira Onetto y Claudio Da Passano.

Cabe destacar que sin despliegues sonoros ni efectos de ningún tipo la obra se sostiene, y mantiene en vilo al espectador, de manera contundente gracias a sus actuaciones, ya sea de los personajes protagónicos –resaltando sin duda alguna la abrumadora caracterización de Eugenia Guerty– como de los personajes secundarios, que apoyan la gran calidad de la obra.
 
Ahora bien, ¿cuál es la esencia de “La noche canta sus canciones”? Una  pareja compuesta por un pesimista escritor frustrado que no cree en sus propios trabajos y lo único que hace, por ende, es sentarse a leer. En contraposición está su esposa, reciente madre, agobiada, quejosa por estar encerrada todo el tiempo en su casa y que acusa a su marido por la falta de visitas ya que “no quieren entrar porque ahí estás vos, esparciendo mala onda”. En el medio de todo esto, su matrimonio que se deteriora con cada segundo, con cada bocanada de aire, con la pasividad de él y con el deseo de salir corriendo de ella.
 
Eugenia Guerty parece apelar a todo un abanico de virtudes artísticas para impregnar en su personaje una diversidad de estados emocionales, una catarata de sensaciones que llevan al espectador a odiarla, a comprenderla, a quererla y a solidarizarse con ella. Ese agobio y sensación de ahogo dentro de su casa, como ella misma reconoce, la convertirá en una mujer directa, irónica, mandona, pero que en la instancia final, frente a la situación en la que quería estar, tanta seguridad se transformará en una gran duda. La variedad de neurosis por las que atraviesa su personaje enriquecen el espectáculo y deleitan al público.
 
Daniel Gentile, por su parte, se pone en la piel del esposo sumiso, apático, falto de propuestas y, encima, con cierto rechazo a las actividades sociales, fuera de su entorno familiar. Es por eso que la única visita recibida es la de sus padres, que visitan a su nieto sólo porque “estaban de paso”. Y la pregunta que repiten insistentemente es “¿Está todo bien?”. La respuesta es obvia.
 
La historia adaptada de Daniel Veronese se caracteriza porque la falta de respeto por los deseos ajenos, uno avasalla al otro, todos se presionan para hacer cosas que no tienen ganas, sus conductas parecen estar apuntadas a la mutua aceptación y a la práctica de reglas sociales de convivencia, un tedio. Esto los lleva a tener de a ratos conversaciones banales que suelen tornarse más incómodas que los silencios, de esos que dicen mucho.
 
Los diálogos entre la mujer y su esposo bordean el patetismo porque exponen de manera cruda y directa el punto de estancamiento que ambos sienten con su vida actual, y eso lleva a la audiencia tanto a conmoverse por ambos como a reírse (casi en voz baja) de sus indefinidas existencias. Así se llega a un momento bisagra en la obra: un triángulo amoroso (que podría darle un nuevo título a la obra: “El escritor frustrado, sus padres, la esposa hiperactiva de él y su amante”); ese que desencadena situaciones y charlas tan incómodas como hilarantes por su inverosimilitud. Ella, un torbellino de energía y sarcasmo. Él, un hombre denigrado, víctima de su propia inercia.
 
¿Cómo culminará esta historia? No se sabrá aquí sino que lo descubrirán por ustedes mismos cuando tengan el placer de presenciar “La noche canta sus canciones”.
 
Además de su éxito en las carteleras porteñas, la obra se presentó con muy buenas críticas y aceptación del público el año pasado en el Festival Porto Alegre Em Cena 2008 y en el Festival Internacional Santiago a Mil. Para este año ya tienen planificado presentarse en el Festival Internacional de Londrina (junio) y en el Festival Internacional de Teatro de Brasilia (septiembre).
 
 
“La noche canta sus canciones”
Todos los domingos a las 17
El Camarín de las Musas
Mario Bravo 960
Entradas: $30 / Estudiantes: $15
ETIQUETAS
|

Periodista. Amante de mi profesión y feliz de escribir para ABC Cultural.