Macanudo es una creación de Liniers (Ricardo Siri) que tomó notoriedad en sus consecutivas publicaciones en el diario La Nación. De forma posterior, se convirtió en una serie de libros que conservaron ese nombre. Ahora, el Grupo Jorobados se encarga de darle vida y llevarla a la Sala D de Ciudad Cultural Konex, donde se presenta de miércoles a domingos a las 17.

Según lo manifiestan los integrantes del grupo, el mundo “macanudo” fue lo que más los atrajo para organizar la puesta teatral. Un universo mágico en el que sus protagonistas juegan pero también piensan, y dejan reflexionando a  quienes conocen sus vivencias.
 
Pero la versión teatral es otra historia, y comienza cuando al ritmo de “Guacamole” (de Kevin Johansen) el público va llenando la sala. Un chico entra con una pelota y a él se suman dos amigos, pero uno de ellos será objeto de bromas pesadas pensando que como es “mudito” y no podrá contárselo a nadie. Ese es Martincito, el protagonista y cumpleañero de la historia, que se siente más a gusto con sus dibujos que con los supuestos amigos de la vida real que, según su padre, no le dan bolilla “porque se la pasa dibujando”.
 
Martincito es un niño solitario, cuyo mayor confort radica en crear mundos fantasiosos donde sus personajes son sus verdaderos amigos, aquellos que lo quieren y lo cuidan. Serán Enriqueta, Fellini, los Duendes y el Señor Misterioso quienes sinceramente compartirán con él las alegrías, los bailes y las canciones que Martincito ideó y plasmó en su libro; mera ficción para él pero que representan la realidad de sus amigos imaginarios.
 
En simultáneo a lo que Martincito va dibujando en su preciado cuaderno, dos duendes le dan vida en vivo a la trama, mientras él desconoce que todo lo que va ilustrando en sus hojas se convierte en realidad en otra parte. Todo se descubrirá cuando el padre quiera organizar una fiesta por el cumpleaños de Martincito y, como por arte de magia, él aparece en ese mundo habitado por todos sus verdaderos y fieles amigos, que no lo maltratan sino que, al contrario,  lo tratan como a un Rey.
 
“Mis amigos de este mundo son de tinta y de papel”, cantará feliz en un momento Martincito, pero sin dudas que sus corazones son mucho más tiernos y humanos que los de sus compañeros de carne y hueso que lo molestan constantemente. Será ese maltrato, quizás, el motivo principal por el que decide dejar volar su imaginación y trasladarse a un lugar más placentero en el que los personajes danzan, cantan, son tiernos, se cuidan entre sí, protegen el ámbito que los rodea, son compañeros y leales amigos.
 
Es en ese mismo mundo donde Enriqueta, una inquieta y activa joven, disfruta de sus días junto a Fellini, el intrépido gato que será compañía en sus experiencias de vida y con el que se divertirá en sus aventuras diarias.
 
Pese al panorama inicial, Martincito encontrará en su mundo real y cotidiano nuevos y buenos amigos, que convivirán con él, además de sus amistades virtuales que siempre vivirán en su cuaderno de dibujos. “Es muy poco lo que necesito, mi lápiz y un poco de imaginación”, cantarán todos al unísono en el emotivo cuadro final. Sin dudas, un mensaje que invita a todos los chicos, y por qué no a los grandes, a sacar a relucir la creatividad que todos llevamos dentro y a saber que cualquiera puede divertirse tan sólo ejercitando la mente.
 
“Una historia macanuda” cuenta con la dirección de Martín Lavini y el libro fue desarrollado especialmente por Leandro Fogliatti. Los actores que dan vida a los pintorescos personajes son Emiliano Pandelo, Mauro Pelandino, Lorena Tarelli, Aymará Abramovich, Emmanuel Bayúgar, Ruy Alexis Gatti y Juana Larotonda. En cada función, un invitado distinto se pondrá en la piel del Señor Misterioso, que será descubierto al finalizar la obra.
 
 
Una historia macanuda
Ciudad Cultural Konex
Sarmiento 3131
Miércoles a domingos a las 17
Entradas: $ 25.
ETIQUETAS
|

Periodista. Amante de mi profesión y feliz de escribir para ABC Cultural.