25 de febrero, 2015

PAPPO, TODA UNA LEYENDA

PAPPO, TODA UNA LEYENDA

Ya hace 10 años que Norberto “Pappo” Napolitano, un ícono del rock y el blues argentino, moría en un accidente automovilístico. Y no hubo que esperar esta década tras su muerte para que se convirtiera en un mito. Él era un mito en la historia del rock nacional mucho antes de dejar este mundo.

Con más de 30 años de carrera, el Carpo, como le solían decir, pasó por una amplia variedad de bandas.

Ya de adolescente comenzaba a dejar ver su pasión por la guitarra en pequeños grupos como “Los Buitres” y “Engranaje”.

Por ese entonces, y con tan sólo 18 años, también empezó a tener participación en bandas como “Los Abuelos de la Nada”, posteriormente participó en algunos shows de “Manal” y sólo un año después, en 1969, ingresaba a las huestes de “Los Gatos”, tras una invitación de Lito Nebbia a formar parte de la banda.

Para los años ´70, fundó “Pappo´s Blues”, con dos músicos de la talla de David Lebón en el bajo y Black Amaya en la batería y una década después, para los ´80, “Riff”, un emblema de la música pesada del país. En este proyecto participaron Vitico (bajo), Michel Peyronel (batería) y Boff Serafine (guitarra rítmica).

En el medio de todo esto, más exactamente a finales de 1992, fue telonero B.B. King, en el estadio Obras. Incluso subió a tocar con el Rey del Blues, quien quedó flasheado con el sonido de la guitarra del Carpo, y lo invitó a actual al año siguiente en el Madison Square Garden de New York.

También tocó con Hubert Sumlin (Howling Wolf), Mick Taylor (Rolling Stones) y James Cotton (Muddy Waters).

“El escenario es el lugar del planeta en el que me siento más cómodo. Yo ruego por estar en el escenario todo el tiempo”, decía en una entrevista la revista “Desde Abajo” en el 2002. Y de eso no quedaba ninguna duda cuando uno podía escuchar los acordes de su guitarra durante los recitales.

¿Qué más se puede decir? Cantante, compositor, guitarrista, integró bandas, tocó como solista, participó en recitales con artistas internacionales y locales y fue un emblema del rock y el blues nacional.

Diez años atrás, con solo 54 años, su guitarra dejaba de sonar, pero su música sigue viva. 

ETIQUETAS
|

Periodista y profesora de Historia. Editora y creadora de ABC Cultural.