1 de mayo, 2010

CALAMARO ON THE ROCK

Así se denomina el nuevo trabajo de multifacético músico, cantante y productor argentino Andrés Calamaro, el que estará a la venta a partir del 1º de junio, y que tendrá como primer corte el tema Los Divinos, que ya está sonando en más de una radio desde hace un par de semanas.

Con colaboraciones como las de Enrique Bunbury y Diego El Cigala, este disco aparece tres años después del último álbum de estudio La lengua popular, que el ex de Los Rodriguez presentó en el 2007, y que consta de 12 temas, incluyendo el poético Soy Tuyo y otros que mantienen muy el estilo de Calamaro como Sexy & barrigón.
 
Desde ese momento hasta ahora, apareció una jugosa recopilación de la abundancia creativa del artista a lo largo de toda su carrera: Andrés. Obras incompletas es un boxset de seis discos, dos DVDs y un libro lanzado el año pasado. En total, 108 temas que incluyen todos sus grandes éxitos, además de obras inéditas, como De la lluvia, de 1996. También hubo una edición acotada de este material de sólo 18 canciones.
 
A poco más de un año de llegar a los cincuenta (nació el 22 de agosto de 1961), como no tener éxitos para crear una obra como la anterior un artista de su talla que tuvo su primer participación en un disco cuando tenía 17 años y formaba parte de la banda candombe-rock Raíces, y quien apenas pasados los 20 ya estaba integrando las huestes de Los abuelos de la nada, su gran encuentro con la popularidad.
 
Su primer disco solista fue Hotel Calamaro, de 1984, cuando todavía estaba con la banda de Miguel Abuelo (estuvo entre 1982 y 1986), al que siguieron Vida Cruel (1985), Por mirarte (1987) y Nadie sale vivo de aquí (1989), todos entre distintas actividades como la participación en la banda Las Ligas y la producción de discos de Los Fabulosos Cadillacs y Don Cornelio y La Zona, entre otros.
 
Ya comenzados los 90, y radicado en España, creó Los Rodríguez con Ariel Rot, Julián Infante y Germán Vilella, con quienes grabó Sin Documento (1994), Palabras más, palabras menos (1995) y Hasta luego (1997), además de lo que continuaba realizando en forma paralela como solista: Grabaciones encontradas Volumen 1 (1993) y Grabaciones encontradas Volumen 2 (1994) y Alta suciedad (1997).
 
En 1999 presentó su Honestidad Brutal, un álbum doble con 37 temas, y un año después, El salmón, un boxset de 5 CDs, con 102 temas, todos ellos creados a partir de grabaciones registradas en su estudio, con algunos retoques de edición.
 
Después de unos años sin grabar un nuevo disco, apareció con El cantante (2004) y Tinta roja (2006), una recopilación de tangos cantados por el mismísimo Calamaro. En el intermedio de estos dos trabajos asomó El regreso, en donde plasmó temas en vivo y posteriormente El palacio de las flores (también en el 2006).
 
Si bien entre todo esto hubo una gran diversidad de actividades (participaciones en discos de otras agrupaciones, creación de bandas de sonido de películas como Caballos Salvajes, colaboración en el álbum de beneficio para los indígenas de Chiapas con su tema Media Verónica, shows y todo lo que un músico de la estirpe de Calamaro puede hacer), su hiperactividad sigue sin tener un punto de descanso.
 
Ahora, y para darle un puntapié de lanzamiento a su nuevo álbum Calamaro on the Rock, está realizando desde principios de mayo una gira por varios lugares del país, incluyendo Rosario, Neuquén, General Roca, Mendoza, La Plata y Posadas. En Buenos Aires se presentará el 11 de junio en el Luna Park. Las entradas ya están a la venta en Ticketportal y en el Luna Park. Respecto a escenarios internacionales, estará en Montevideo, la capital uruguaya, el 14 de mayo y en México, DF, los días 17 y 18 de junio.
ETIQUETAS
|

Periodista y profesora de Historia. Editora y creadora de ABC Cultural.