Con enorme afluencia de público, 45.000 metros cuadrados de superficie, casi 1600 actos culturales y la presencia de grandes escritores extranjeros -entre ellos el Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa-, culminó la 37° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Haciendo honor a su tradición como el acontecimiento cultural más importante y popular del país, tuvo una concurrencia que superó en un 4% a la del año pasado: desfilaron por sus pasillos 1.250.000 personas y registró un incremento de alrededor de 20% en la facturación, según coincidieron los organizadores y los editores.
 
De acuerdo a Gabriela Adamo, directora ejecutiva de la Feria, la asistencia se incrementó en alrededor de 50 mil visitantes con relación a 2010.
 
Además, sus salas albergaron casi 1.600 actos culturales, entre presentaciones de libros, paneles, conferencias, lecturas, narraciones de cuentos, cursos, representaciones teatrales y otras actividades que convocaron, cada una, a centenares de interesados.
 
La muy debatida presencia de Mario Vargas Llosa también despertó una enorme expectativa del público y de la prensa nacional e internacional, disparando hacia una cifra inédita la cantidad de periodistas acreditados. Decenas de actos y presentaciones de libros dieron cabida a todas las posiciones ideológicas, generando debates fecundos, marcados por la tolerancia y el respeto general.
 
Pero además del último Premio Nobel, esta edición recibió la visita de notables autores internacionales como los españoles Rosa Montero y Antonio Muñoz Molina, el zambio Wilbur Smith, el chileno Jorge Edwards, los franceses Jean Echenoz y François Dubet y el alemán Diedrich Diederichsen, entre otros         
 
Nuevamente volvió a despertar interés actividades que ya se han convertido en clásicas, como la Maratón de la Lectura y el Encuentro Internacional de Narración Oral. En cuanto a las numerosas Actividades Educativas que siempre tienen lugar en el marco de la Feria, la mayoría de los foros, ciclos y encuentros ofrecidos superaron largamente los cupos de inscripción.
 
También tomaron impulso las Jornadas Profesionales, realizadas en los días previos a la apertura con más de 2000 participantes de Argentina y América Latina. Entre las innovaciones sobresalió el Espacio de Lectura Digital, organizado por la Fundación El Libro con el propósito de sumarse a uno de los debates más candentes del mundo editorial: ¿cómo será el libro del futuro?
 
Para que los jóvenes lectores comiencen a prepararse, podrán reunirse muy pronto en la Feria del Libro Infantil y Juvenil, que abrirá sus puertas en el Centro Municipal de Exposiciones desde el 11 hasta el 30 de julio.
ETIQUETAS
|

Periodista y profesora de Historia. Editora y creadora de ABC Cultural.