«El surrealismo de Dalí», una invitación a adentrarse en la mente del artista español

Ya se puede visitar en el Centro Cultural Borges «El surrealismo de Dalí», una exposición que reúne esculturas, grabados, serigrafías y litografías originales que el reconocido artista español realizó entre los años ’50 y los ’80.

Este conjunto de piezas fue cedido por Enrique Sabater, secretario y administrador de Dalí desde 1968 a 1980, para ser exhibida en forma itinerante en América Latina como forma de divulgación de la obra daliniana.

El ingreso recibe al espectador con una serie de fotografías blanco y negro donde el genial artista juega frente a la cámara, ya sea mirando de costado con unas gafas tridimensionales (imagen de 1974), siempre con sus particulares bigotes a los que aplicaba gomina para darle su característico aspecto, o a orillas de una bahía, apenas mojándose los pies, en una toma algo más personal.

“El Surrealismo de Dalí” se presenta bajo la curaduría de Ignacio Shanahan y en la misma se pueden destacar las siguientes Series: del Tarot, Daliniana, los Apóstoles, Casanova, entre otras.

La muestra incluye también un exponente de la serie «El Quijote», homenaje a Miguel de Cervantes Saavedra, realizado con remolinos de tinta y donde destaca un preciosismo miniaturista en un detalle que el público deberá mirar a través de una lupa colocada junto a la obra. O la pieza «Gala de espaldas mirando el mar Mediterráneo», que evidencian otra faceta de Dalí, al incursionar en el arte óptico.

Crédito: Télam

El surrealismo como movimiento

El movimiento surrealista tuvo su génesis en 1917 con el poeta Guillaume Apollinaire -que ya le da el nombre de Surrèalisme- y con el manifiesto que el poeta rumano Tristán Tzara publicó en 1918, en el que afirmaba el principio de la irracionalidad, la rebeldía y la negación.

Se consolida como movimiento en Francia en 1924 con la edición del “Manifiesto Surrealista” de André Bretón, quien lo define como “Automatismo psíquico puro con ausencia de todo control ejercido por la razón y de toda preocupación estética y moral”.

El hermético grupo y la élite del surrealismo lo conformaban entre otros, Tristán Tzara, Paul Elluard, Hans Arp, Yves Tanguy, René Crevel, René Magritte, Joan Miró, y su pope mayor, André Bretón. A Salvador Dalí lo aceptaron tardíamente, y él acuñó la frase “El Surrealismo soy Yo” cuando lo expulsaron, convirtiéndose en un paradigma de todo el arte contemporáneo y de este movimiento particular, su mayor exponente.

Dalí desarrolló su Método Paranoico-Crítico que es llevar la mente en forma consciente al borde de la locura, provocarla, pero sin traspasarlo y crear dentro de ese límite crítico.

Crédito: Télam

Estas informaciones de la vida íntima y obra de Salvador Dalí, sus técnicas, materiales, asociaciones libres y sus decires, acompañan al público a lo largo del recorrido de la muestra a través de textos y paneles explicativos pensados para enriquecer la experiencia surrealista tanto del curioso principiante como del experto en Dalí.

Se puede visitar la muestra de lunes a sábados de 10 a 21 horas, y los domingos de 12 a 21 hora, en el Centro Cultural Borges, Viamonte 555. La entrada general tendrá un valor de 250 pesos y de 200 pesos para estudiantes y jubilados.

Periodista y profesora de Historia. Editora y creadora de ABC Cultural.