Este mediodía en la Residencia de Olivos, Cristina Fernández fue la encargada de firmar la tan ansiada Ley de Propiedad Intelectual de los Directores y Autores Cinematográficos de la Argentina. Junto a la presidenta estuvieron presentes el Ministro de Trabajo Carlos Tomada, el Secretario General de la Presidencia Carlos Parrilli, el Secretario Legal y Técnico Carlos Zannini, la Presidenta del Instituto Nacional de Ciencias y Artes Audiovisuales (INCAA) Liliana Mazzure y el Presidente de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC) Carlos Galettini.

Momentos antes de proceder a la histórica firma, que los realizadores nacionales ansiaban desde hace varias décadas, se leyeron algunas cartas con mensajes de apoyo y felicitaciones por este gran logro que implica la firma del Decreto Reglamentario que abarca a los directores y autores cinematográficos. Uno de los mayores propósitos de esta Ley es que los realizadores argentinos obtengan la remuneración correspondiente por la exhibición de sus trabajos en diferentes salas y festivales de cine en todo el mundo, en los que cada año son aún más los representantes de nuestro país, como consecuencia de las crecientes y variadas producciones del cine argentino.
 
Algunos de los grandes realizadores que hicieron llegar sus expresiones epistolares fueron Arturo Ripstein (México), Ettore Scola (Italia), Alan Parker (Gran Bretaña), Ken Loach (Gran Bretaña), Carlos Saura (España) y Jacques Fansten (Francia), entre otros talentosos del séptimo arte.
 
Por otro lado, en el acto estuvieron presentes personalidades de la cultura nacional, como Eliseo Subiela, Federico Luppi, Marta Bianchi, Graciela Borges, Víctor Laplace, Gastón Pauls, Graciela Dufau, Leonor Benedetto, Leticia Brédice, Jean Pierre Noher y Cecilia Dopazo, entre otros artistas y realizadores.
 
Luego que la Presidenta firmara el decreto, que concluyó con sonrisas y aplausos de pie, llegó el momento del discurso de Carlos Galettini, quien afirmó que “(esta Ley) termina con muchos años de injusticia con los directores argentinos y les permite cobrar lo que les corresponde por derecho”.
 
El Presidente de DAC nombró en su discurso a históricos directores argentinos que en su momento bregaron por esta nueva Ley de Propiedad Intelectual de los Directores y Autores Cinematográficos, que desde hace años se venía gestando como un sueño y hoy ya es una realidad. Galettini se despidió emocionado afirmando que fue un “histórico, conmovedor e inolvidable acto” y lo consideró un invaluable regalo por parte de la Presidenta justo en el día de su cumpleaños.
 
Por su parte, Cristina Fernández agradeció las muestras de afecto y respondió: “Lo de hoy no es un regalo porque los derechos no se regalan, se conquistan, y ustedes se ganaron ese derecho”. Además, añadió que el decreto que recién firmaba “es simplemente el reconocimiento de los argentinos a los hombres y mujeres que han aportado tanto a la cultura nacional”. Una vez que finalizó el breve acto, la Presidenta se acercó a saludar a los famosos artistas, ubicados en las primeras filas.
ETIQUETAS
|

Periodista. Amante de mi profesión y feliz de escribir para ABC Cultural.