Ayer al mediodía, en el salón de Presidencia del INCAA (Instituto Nacional de Ciencias y Artes Audiovisuales), se presentó en una conferencia de prensa para periodistas la nueva Cuota de Pantalla que se aplicará a partir del 2009 para los films de realización nacional. Los principales oradores fueron Liliana Mazure, Presidenta del INCAA, y Mario Miranda, Gerente de Fiscalización de la entidad.

La presentación comenzó con la afirmación de Mazure, quien sostuvo que es la primera vez que se da a conocer esta regulación, “elaborada a partir de análisis exhaustivos, cifras y estadísticas”, y cuyo principal objetivo es el de contemplar dos semanas en pantalla para las películas argentinas que se estrenen de aquí en adelante. Además, otro de los propósitos, según lo afirmó la Presidenta del INCAA, es que la entidad “desea que las películas lleguen a todo el país porque actualmente los films nacionales no están llegando (a todo el territorio argentino)”.
 
Otra de las novedades que dejó la conferencia que el INCAA se hizo cargo del Complejo Tita Merello (Suipacha 442), en el que se destinará una sala a la proyección de documentales. A este espacio se le suma la reciente incorporación de algunas salas del Complejo Arteplex, que también se destinarán a actividades relacionadas con el INCAA.
 
Pero lo fundamental de la presentación es que gracias al reglamento establecido por el Decreto 1405/73, “a partir de ahora se fija como mínimo 2 semanas de permanencia en cartel para las producciones cinematográficas argentinas”, tal como lo declaró Mario Miranda, el Gerente de Fiscalización del INCAA y el encargado de detallar las ventajas de la flamante Cuota de Pantalla que se aplicará al cine nacional en pos de permitir a nuestros films mantenerse en la pantalla grande por más tiempo, tratando de no quedar fuera de competencia frente a las películas extranjeras. Esta medida también se implementará para evitar que suceda lo mismo que durante el 2008, período en el que el 30% de las películas estrenadas sólo permaneció una semana en las salas, según datos de un informe presentado por Miranda.
 
Tal como lo explicó, “lo previsto para el 2009 es la garantía de 2 semanas mínimo en pantalla (para el cine argentino), eso es lo importante, pero también apuntamos al estreno en salas que no son multipantalla y que, además, puedan llegar al interior del país”. Como toda reglamentación que deba cumplirse, aquellos que no sigan las reglas obtendrán sus respectivas sanciones, que van desde multas económicas en la recaudación bruta hasta la clausura de las salas.
 
Así como una de las acciones referidas a la difusión del cine nacional radica en la mayor permanencia de sus films en las salas, por otro lado apelará a una buena comunicación, se buscará una mayor participación de actores y directores en los estrenos y el INCAA ratificó su participación en las estrategias de lanzamiento para continuar impulsando el cine nacional. De forma adicional, Mario Miranda anunció que se entregará “un premio trimestral a las salas que vendan más entradas para films nacionales, dicho premio será en efectivo y se destinará a reinvertir en la sala”. Consultado sobre la posibilidad de recompensar a quienes considerablemente brindan su apoyo a los profesionales involucrados en el proceso de realización fílmica –ya sea con descuentos, promociones o la implementación nuevamente del llamado “Día del Cine Nacional” con entradas a muy bajos costos- Miranda respondió “en ese camino estamos”. Con esta nueva Cuota de Pantalla, y con las resoluciones que implicará su cumplimiento, se espera que el gran ganador sea, sin dudas, el cine nacional y sus apasionados espectadores.

 

ETIQUETAS
|

Periodista. Amante de mi profesión y feliz de escribir para ABC Cultural.