23 de febrero, 2009

DEATH PROOF: VIOLENCIA AL VOLANTE

“A prueba de muerte” (Death Proof, tal su nombre en inglés) es la última locura cinematográfica del actor, guionista y director Quentin Tarantino. Si bien este film no está a la altura de sus otras creaciones (Perros de la calle, Pulp Fiction – Tiempos Violentos o las dos Kill Bill), el director siempre aporta su toque mágico a las películas que lo tienen detrás de cámara.

A prueba de muerte se presenta con la frase: “Un seductor y asesino, y cuatro mujeres en busca de venganza”. ¿A qué mujeres se refiere? Sólo el espectador lo sabrá al ver la película ya que la historia podría dividirse en dos partes, correspondientes a los dos grupos de jóvenes y atractivas mujeres que las protagonizan. Lo que sí se sabe desde un principio es que el morboso asesino es Stuntman Mike (Kurt Russell), un doble de riesgo que tiene como hobbie acechar y perseguir chicas, que terminan de una u otra manera siendo víctimas de Prueba de Muerte, tal el nombre que le puso a su indestructible auto.
 
Pese a llevar el sello “Tarantino”, la película no resulta una producción tan impresionante como otras del director. La introducción a las vidas de los 8 personajes femeninos se vuelve un poco tediosa y extenuante, tornando a la película un tanto lenta tanto a nivel guión y también en lo visual. Sin embargo, gran parte de los diálogos son los que mantienen al espectador atento y siguiendo la historia sin perder detalle de lo que les sucede a las chicas.
 
Tarantino también se da el lujo de hacer un guiño a los espectadores (que sin dudas arrancará más de una risa) cuando el celular del personaje interpretado por Rosario Dawson suena con el famoso ringtone de una escena de Kill Bill (sí, el del silbido). Por otro lado, en una de las conversaciones se hace mención a la actriz Daryl Hannah, la rubia que utiliza el parche en ese mismo film.
 
Pero A prueba de muerte tiene casi todo lo que una buena película de acción, y en particular de Tarantino, debe tener: un personaje desquiciado; mujeres seductoras, fuertes y malhabladas; una interesante banda sonora; sangre y muerte. Al film, se le debe agregar la asombrosa actuación de Kurt Russell y las violentas persecuciones en auto.
 
Como lo marca el dicho popular: “lo mejor queda para el final” porque indudablemente las escenas más entretenidas y cargadas de adrenalina a lo largo de todo el film transcurren en sus últimos 20 minutos.
 
“A prueba de muerte” se ha transformado en la sexta producción cinematográfica de Quentin Tarantino y está co-producida junto con su nuevo aliado cinéfilo Robert Rodríguez. Actúan en la película Kurt Russell, Rosario Dawson, Vanessa Ferlito, Sydney Poitier, Rose McGowan, Tracie Thoms, Jordan Ladd, Mary Elizabeth Winstead y el propio Quentin Tarantino, quien tiene la costumbre de hacer cameos en sus propios films.
ETIQUETAS
|

Periodista. Amante de mi profesión y feliz de escribir para ABC Cultural.